Impulso 7: Presencia

Mar 1, 2023 | Impulsos

Me pasa que intento ser omnipresente (sí, sinceramente con la amiga…).

Y por intentar inconscientemente hacer todo al mismo tiempo, estar en todo al mismo tiempo, comprometerme con todo al mismo tiempo, el resultado es evidentemente que no logro hacer nada desde el espacio creacional que quiero hacerlo.

La presencia

La capacidad de estar en un lugar porque realmente quieres estar ahí.

La capacidad de elegir, de usar ese poder tan grandioso que tenemos, y usarlo certeramente y no desde lealtades silenciosas, compromisos adquiridos o generación de deudas invisibles.

Todo esto suena expansivo y bello, pero cuando lo cruzas en la vida cotidiana y prestas un poquito de atención, pasa que comienzas a darte cuenta cómo no siempre estamos realmente presente en los sitios o en los momentos y eso hace que la vida poquito a poco vaya perdiendo el sentido.

El sentir porqué estamos aquí.

Y la capacidad de elegir se desdibuja, porque sentimos que el poder se quedó afuera. Cuando ciertamente no elegir, también es una elección.

Como dirían los españoles «no mojarse», que también es escoger.

Entonces, por estos días que quedo con la resaca de la tormenta emocional de los últimos meses, que se asientan las necesidades reales vs las creadas/heredadas/compartidas/impuestas, noto que tenía esta tendencia a desconectarme.

A elegir sin estar realmente en mi.

Y vi la gravedad que supone ir por ahí eligiendo sin presencia.

Es como si fuéramos magos, pero pusiéramos la varita en otras manos, encima esperando que los hechizos se hagan a nuestro favor.

Muy loco, ¿no?

Ahora, la presencia viene con un detalle.

Y es que se casó con la responsabilidad.

Y ella, a veces es incómoda.

«No, no me subo en ese viaje, porque entonces me pillo las manos luego financieramente». Por poner un ejemplo bastante odioso…

Oye, es demasiado incómodo. Porque si estás 100% presente y tomas las decisiones desde ahí, tendrás que estar mucho tiempo en silencio para escuchar qué es lo que realmente necesitas, qué es lo que realmente sueñas, y posiblemente se empiecen a materializar un monton de «no» en tu entorno.

En función de cómo te relaciones, el no puede ser una novedad incómoda. Incluso para ti mismo, a mi me cuesta muchísimo decir «no, no quiero».

Pero el tiempo y la terapia – bendita sea – me enseñaron que el daño colateral de hacer constantemente las cosas que no quieres, pasa una factura tan cara que se te revienta el autoconomiento, la autoestima y la capacidad de reaccionar a favor de tu empresa.

Por lo que el impulso de hoy, es una reflexión profunda acerca de la necesidad que tengo por estos días de bajar la velocidad, guardar silencio – curioso, porque esto de escribir me parece bastante ruidoso – y mantenerme presente.

TITÁNICO, porque estoy acostumbrada a ir rápido, desconectada y en multitasking.

Pero mientras más despacio voy, de pronto es como si el mundo fuera cada vez más en cámara lenta, y entonces todo se aclara.

Y siento realmente la presencia, la que me insta a una vida muchísimo más sencilla, quizás incluso mas austera. Porque se necesita poco para ser feliz, pero muchísimo para serlo con uno mismo.

Así que marzo, el resto del año, el resto de mi vida quiero que se vuelva una oda a la presencia y a poder ser sincera y amorosa con mi entorno toda vez que logre consolidar mi matriz de priorización. Porque bueno, al final uno vive en comunidad y uno quiere compartir la alegría con la gente que ama.

Ahí se los dejo, por si coincide que alguien también está meditando sobre lo que es estar realmente presente en su propia vida.

Si puedo también poner un rezo, sería para honrar todo eso que viene cuando uno vive en presencia, algo así como la coherencia.

¡Feliz comienzo de mes!

¡Feliz mes para los impulsos de luz!

Y para ustedes, que Marzo sea un mes lleno de impulsos, lleno de luz, lleno de vida.

Lola

Escrito por Lola

Más Impulsos…

Impulso 13: Resurección

Yo crecí en un entorno católico, la misericordia y el amor De Dios eran palabras que constantemente escuchaba porque además me gustaba ir los domingos con mi familia, con un amigo o sola a la misa.  Ir a la iglesia me...

leer más

Aquí estoy

Sintiendo completito el miedo, y creo que no se trata de dejar de sentirlo, si no simplemente de atravesarlo. De reunirte tanto coraje que confías que puedes pasar a través de él y confiar en lo que sea que viene después. ...

leer más

Pulsión del deseo

Hoy, es 21 de Diciembre, energéticamente estamos en un espacio muy especial. Llámese la festividad como usted desee (Yule, Espíritu de la Navidad, sembrado de intenciones), estamos en las vísperas del día más oscuro del año - en...

leer más

Impulso 12: Gracias

Doy las gracias  Porque en este momento de mi vida son mas los días que elijo una perspectiva amorosa para mi y todo lo que me rodea, que los días en los que me gobierna la separación, las historias viejas, las heridas y la...

leer más

Algo se rompe

Hay - afortunadamente - en la vida, espacios mágicos. Y digo espacios, pero pueden ser momentos de tu vida, personas, relaciones, roles. Son esos que te ayudan a identificarte, a darte dimensión histórica y a reconocerte dentro del mundo. En ellos te sientes como la...

leer más

Autocuidado

Me pare un día consciente en cómo me sentía. Habían cosas que dolían. Otras que parecían no tener aceite, pero sí unas bisagras. El descanso, medio pobre por no decir paupérrimo. La alimentación, nunca se había visto un divorcio...

leer más