Impulso 6: Perspectiva

Feb 19, 2023 | Impulsos

Vengo del inframundo.

Hay días de días, semanas de semanas, y de pronto a veces no me consigo.

Todo me resulta en demasiado ruido, los estímulos externos cobran demasiado protagonismo y fuerza y me cuesta muchísimo volver a mi.

Lo bueno, es que ya sé identificarlo.

Lo no tan bueno, es que por más herramientas que tengo, normalmente me desespero por salir rápido de ahí. Y el desencajo se vuelve un poderoso pantano que me traga por completo.

Algo así como la ruptura de la brújula interna, falta de luz.

O no.

Nada de eso.

Hay períodos de calibración, y hoy esta verdad se materializó en mi. Sonó como un gong. Todo se detuvo un momento y me miré en mi espejo interno.

Hoy, finalmente sentí que volvía a estar en todos mis sentidos, y un suspiro bien profundo me abandonó el cuerpo. Volví a sentir los motores de la emoción encenderse, y el rugido suave que emiten cuando la vibración que llevamos por dentro te dice que está todo el sistema caliente, que estamos listos para volver atravesar la sensación.

La alegría, la templanza, la tristeza, la angustia, la agonía, la calma absoluta.

Silencio.

De pronto la sensación de desesperación y aceleración reinante simplemente se marchó. No cambió absolutamente nada, simplemente dejé de preocuparme por tenerla. Y se marchó.

Estaba ordenando mi espacio de trabajo, ahí donde diariamente me siento a trabajar para ganarme el pan. Y donde también le doy cabida a mi impulso creativo. Tenía semanas sin aparecerme por ahí sin siquiera un trapito o la intención de ordenar.

Caos en cada rincón. Polvo asentado, como todos los pensamientos que se sedimentaron por días en mi cabeza, lapidando mis nuevas intenciones, cercenando mis deseos de movilización.

El movimiento siempre genera una reacción, y ordenando la oficina, quitando el polvo, encontré una botella que tenía mucho tiempo en la mesa. Una botella de vino vacía, corcho apretado encima y un post-it que ponía bien claro «EL MIEDO».

Encerré hace meses en terapia, el miedo en esa botella.

Y como hay mucho poder en la intención, el miedo lo sentí pasear, pero nunca apoderarse del todo de mi. – Mentira –

Sin embargo, en la misma intención también hay ciclos, y hoy sentí sinceramente que era tiempo de dejar ir el miedo que sea que había en esa botella.

Por eso estoy aquí, escribiéndole a la perspectiva.

Porque tener la capacidad de mirar la misma circunstancia desde ángulos diferentes, es lo que te permite generarle un sentido, y mejorar o gestionar la intención. Creo yo.

A lo mejor estas dos semanas que tenía la cabeza sumida en absolutas tinieblas, a lo mejor estos días con la brújula tan perdida, a lo mejor la misma gripe que me dio eran el alma pidiendo un espacio de silencio. Un momento.

En lugar de una necesidad de solucionar, lo que necesitaba era sumirme tranquilamente en el pantano y dejar que él mismo se ocupara de sembrar.

Una ruptura dentro de la locura para poder meter la cabeza en los cimientos de mi propio ser y soltar, soltar a niveles cada vez más profundos lo que ya no me ayuda a avanzar.

No sé si son rupturas definitivas, al final en proceso de crecimiento es cíclico, no lineal.

Pero hoy siento que me sacudieron duro, para que pudiera volver a coger fuerza desde el centro.

La intención.

En mi cabeza rondan y pasean planes, muchos proyectos, muchas ideas.

Quizás, solo quizás… Necesitaba dejar que la circunstancia me las arrebatara todas, para hacer espacio.

Y que vengan las ideas que realmente sean genuinamente mías, necesarias y nuevas.

De pronto parece que volvieron a cambiar todos los planes, y la verdad es que no. Simplemente hoy me levanté con ganas de tener otra perspectiva.

Estoy en un momento de curaduría, porque siento que esto pasará otra vez. Quién sabe cuántas pérdidas me quedan dentro de mi propio laberinto, pero siento genuinamente que más que dar una vuelta, estoy moviéndome lentamente hacia el espacio en el que sí tengo que estar.

Bueno, muchas cavilaciones aquí y allá, seguramente, puro potencial.

Pero sobre todo, mucha perspectiva.

Feliz domingo,

Lola

Escrito por Lola

Más Impulsos…

Impulso 13: Resurección

Yo crecí en un entorno católico, la misericordia y el amor De Dios eran palabras que constantemente escuchaba porque además me gustaba ir los domingos con mi familia, con un amigo o sola a la misa.  Ir a la iglesia me...

leer más

Aquí estoy

Sintiendo completito el miedo, y creo que no se trata de dejar de sentirlo, si no simplemente de atravesarlo. De reunirte tanto coraje que confías que puedes pasar a través de él y confiar en lo que sea que viene después. ...

leer más

Pulsión del deseo

Hoy, es 21 de Diciembre, energéticamente estamos en un espacio muy especial. Llámese la festividad como usted desee (Yule, Espíritu de la Navidad, sembrado de intenciones), estamos en las vísperas del día más oscuro del año - en...

leer más

Impulso 12: Gracias

Doy las gracias  Porque en este momento de mi vida son mas los días que elijo una perspectiva amorosa para mi y todo lo que me rodea, que los días en los que me gobierna la separación, las historias viejas, las heridas y la...

leer más

Algo se rompe

Hay - afortunadamente - en la vida, espacios mágicos. Y digo espacios, pero pueden ser momentos de tu vida, personas, relaciones, roles. Son esos que te ayudan a identificarte, a darte dimensión histórica y a reconocerte dentro del mundo. En ellos te sientes como la...

leer más

Autocuidado

Me pare un día consciente en cómo me sentía. Habían cosas que dolían. Otras que parecían no tener aceite, pero sí unas bisagras. El descanso, medio pobre por no decir paupérrimo. La alimentación, nunca se había visto un divorcio...

leer más