Impulso 5: Amor eterno e inolvidable

Feb 17, 2023 | Impulsos

¡Feliz San Valentín!

Viva el amor, viva la capacidad de reinventarlo mil veces a través de mil historias y la gracia divina que significa sentirlo. Yo soy sinceramente una suertuda porque lo tengo en muchos niveles de mi vida.

Pero esta semana, que celebrábamos la conmemoración comercial del amor – a.k.a 14 feb – yo no conseguía como conectarme.

Recibí una noticia que no estaba esperando, realmente tenía mucha fuerza puesta en que la respuesta sería diferente a la que llegó, y he estado toda la semana navegando esa indigestión emocional.

Hasta ayer, que fui a hacer una diligencia con mis papás en el centro.

Históricamente mi mamá ha sido mi asesora de modas cuando me siento muy perdida, a veces el gusto se pierde. O al menos a mi me pasa, que tengo momentos en mi vida que el impulso creativo explota un montón por la ropa, y me atrevo a probar cosas, pongo mucho esmero en cómo luce el avatar, las combinaciones. Pero, tengo rato con ese impulso un tanto diluído.

Y, tengo un evento importante en abril.

No exagero si les digo que tengo meses buscando el look, es una fiesta por todo lo alto para celebrar que una persona muy especial en mi vida encontró a esa persona especial que le hace sentir que al mundo se enfrenta uno en equipo.

Y bueno, aprovechando que esta ya es la última semana – por este viaje – que mis papás estarán en Madrid, le escribí a mi consultora máxima a propósito de un mercadillo de vestidos de fiesta y le pedí acompañarme.

Puede parecer una tontería, pero conseguí mucha magia en el hecho.

Llegamos al sitio, atiborrado, primera red flag para que yo quisiera salir corriendo. La música a todo volúmen, el casco aparatoso de la moto, la chaqueta aparatosa de la moto, mujeres eufóricas empujándose arrastrando vestidos para allá y para acá.

Seleccioné 3 poco convencida, pero con la certeza que hay que medirse para realmente ver el potencial.

Estoy en la fila para los probadores – sí, una fila señores… – y mi mamá me dice espérate un momento que yo voy a ir a dar una vuelta revisar bien.

Entrando al probador aparece mi mamá de entre dos burros de ropa con un vestido nuevo. Miren sinceramente si yo lo hubiese visto, jamás le habría dado la oportunidad.

Jaleo, jaleo, jaleo y nos empujan las dos a un probador improvisado de 1×1, mi mamá insiste en que me mida el vestido que «esos son los colores que me favorecen».

Fue el primero, y el único – no es cierto también me medí los demás, para confirmar que eran trapos -, terminamos el pago en gestión y salimos.

Y algo en mi había hecho un click. Me sentí años luz atrás en Caracas, cuando mi mamá era una consultora de muchas cosas, porque uno cuando está demasiado joven acude a la mamá para poder ubicarse en el espacio y en la vida.

La abracé en medio de la calle, y le di las gracias porque más allá de haberme quitado el estrés de encontrar un vestido, me sentí en ese momento donde su amor se materializaba en esa presencia absoluta que ella me ha dado siempre, en esa responsabilidad que solo ella sabe tener conmigo de escuchar lo que necesito sin hacerme mucho caso porque – volviendo al ejemplo de los vestidos – a veces me quiero poner cosas que simplemente no me quedan bien.

Va más allá de la ropa obviamente.

Y pensé, hay amores que definitivamente son eternos, e inolvidables.

Como el amor de mi mamá.

Y entonces, el impulso de hoy es una oda a la mía, y a todas. Porque nadie ama tan profunda y desinteresadamente como mamá. Porque finalmente, madre solo hay una.

Y creo que ese, es el amor que yo necesitaba este San Valentín.

Feliz todos los valentines y segundos domingos de mayo Irma, eres astronómica.

PD: Tampoco me parece coincidencia tener toda la semana buscando este impulso, y que él se materializara finalmente solo hoy, que es el cumpleaños de mi papá. Y como justo está en Madrid, me voy a celebrar, chau! Y mucho amor para los que leen hasta aquí

Lola

Escrito por Lola

Más Impulsos…

Impulso 13: Resurección

Yo crecí en un entorno católico, la misericordia y el amor De Dios eran palabras que constantemente escuchaba porque además me gustaba ir los domingos con mi familia, con un amigo o sola a la misa.  Ir a la iglesia me...

leer más

Aquí estoy

Sintiendo completito el miedo, y creo que no se trata de dejar de sentirlo, si no simplemente de atravesarlo. De reunirte tanto coraje que confías que puedes pasar a través de él y confiar en lo que sea que viene después. ...

leer más

Pulsión del deseo

Hoy, es 21 de Diciembre, energéticamente estamos en un espacio muy especial. Llámese la festividad como usted desee (Yule, Espíritu de la Navidad, sembrado de intenciones), estamos en las vísperas del día más oscuro del año - en...

leer más

Impulso 12: Gracias

Doy las gracias  Porque en este momento de mi vida son mas los días que elijo una perspectiva amorosa para mi y todo lo que me rodea, que los días en los que me gobierna la separación, las historias viejas, las heridas y la...

leer más

Algo se rompe

Hay - afortunadamente - en la vida, espacios mágicos. Y digo espacios, pero pueden ser momentos de tu vida, personas, relaciones, roles. Son esos que te ayudan a identificarte, a darte dimensión histórica y a reconocerte dentro del mundo. En ellos te sientes como la...

leer más

Autocuidado

Me pare un día consciente en cómo me sentía. Habían cosas que dolían. Otras que parecían no tener aceite, pero sí unas bisagras. El descanso, medio pobre por no decir paupérrimo. La alimentación, nunca se había visto un divorcio...

leer más